Home > Información para Pacientes > Boletín Informativo > AltaMed Care Marzo de 2017 > No hay nada que remplace a este órgano vital

No hay nada que remplace a este órgano vital

 kidneyaware

Sus riñones pueden ser tan solo del tamaño de su puño, pero son máquinas sencillas y precisas para limpiar la sangre. Y eso no es todo, además de eliminar las toxinas y el exceso de agua de la sangre, los riñones también regulan la presión arterial, producen glóbulos rojos, mantienen sanos los huesos, controlan el equilibrio químico del organismo y elaboran la orina.  

Si  ya se siente exhausto solo de leer la lista, podrá comprender por qué es tan importante que sus riñones se mantengan lo más sanos posible. Para asegurar que todas las personas sepan qué tan vitales son estos órganos, el 10 de marzo ha sido designado como el Día Mundial del Riñón, con el objetivo de reducir la frecuencia y el impacto que tiene la enfermedad renal. El enfoque de este año es en la obesidad, la cual aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad renal hasta en un 83 por ciento.  

La enfermedad renal crónica (CKD, por sus siglas en inglés) es la pérdida de la función renal con el tiempo, hasta el punto en el que este órgano ya no es capaz de ejercer su función. Los resultados pueden poner en peligro la vida, por lo que todos debemos adoptar comportamientos preventivos. Para quienes tienen diabetes o presión arterial alta (hipertensión), la necesidad es aún mayor y las pruebas de detección regulares son indispensables.  

Usted puede mostrarle su amor a sus riñones…

  • Permaneciendo en forma y activo, que es tan fácil como hacer una caminata de 30 minutos varias veces a la semana. 
  • Monitoreando su presión arterial.
  • Controlando sus niveles de azúcar en la sangre—un 50 por ciento de las personas con diabetes desarrollan un daño a los riñones.
  • Manteniendo un peso corporal saludable al comer nutritivamente, reducir el consumo de sal y evitar los alimentos procesados.
  • Bebiendo abundantes líquidos, por lo menos ocho vasos de 8 onzas de agua al día.
  • Evitando el uso excesivo de medicamentos de venta sin receta como el ibuprofeno.
  • Dejando de fumar.

Inicialmente la CKD no tiene ninguna señal; de hecho, usted puede perder hasta un 90 por ciento de la función renal sin tener ningún síntoma. Aunque no puede reversarse, la CKD puede retardarse e incluso detenerse con medicamentos y una dieta adecuada, de manera que hable  con su proveedor de atención médica primaria acerca de sus factores de riesgo individuales, y si debe o no hacerse la prueba.