Home > Información para Pacientes > Boletín Informativo > AltaMed Care Enero 2017 > La clave de la prevención y detección del cáncer de cuello uterino

El conocimiento es poder.

La clave de la prevención y detección del cáncer de cuello uterino es hacerlas a tiempo

4_cervical

En lo que al cáncer de cuello uterino se refiere, la detección temprana es verdaderamente la clave para prevenirlo. Este tipo de cáncer no solo es altamente prevenible, sino que también es tratable. Enero es el mes de la Concientización sobre el Cáncer de Cuello Uterino y no hay mejor manera de empezar el año que con el firme propósito de mantener una buena salud durante todo el 2017.

Alrededor de 12,000 mujeres son diagnosticadas con cáncer de cuello uterino cada año, y ya que 4,000 de esos casos resultan en la muerte, la detección temprana es vital. La Ley de Cuidado de Salud Asequible (Affordable Care Act) requiere que los planes de salud cubran las pruebas de detección sin ningún costo para las pacientes, así que no lo piense dos veces para llamar a AltaMed a programar su prueba PCP hoy mismo.

El virus del papiloma humano (HPV, por sus siglas en inglés) es el principal causante del cáncer de cuello uterino y es extremadamente común, ya que la mayoría de las personas sexualmente activas han tenido el HPV en algún momento de sus vidas. Existe una variedad de cepas: algunas causan las verrugas genitales, mientras que otras son inofensivas y eliminadas por el cuerpo naturalmente; otras más aún, están vinculadas a los cambios que produce el cáncer de cuello uterino que cuando no se detectan temprano pueden aumentar el riesgo de que una mujer desarrolle un cáncer de cuello uterino.

La buena noticia es que existe una vacuna disponible para prevenir cuatro cepas distintas del HPV. El CDC recomienda que jóvenes de ambos sexos reciban la vacuna en tres dosis alrededor de los 11 o 12 años de edad. Cualquier persona menor de 26 años también debería considerar ponerse la vacuna.

Hacerse la prueba de detección anualmente por medio de un examen de Papanicolaou también va a asegurar que cualquier cambio en las células del cuello uterino causado por el HPV sea detectado a tiempo para prevenir que se desarrolle el cáncer. Este examen se recomienda a partir de los 21 años de edad, y si los resultados son normales, solo hay que volverlo hacer cada tres años.  Para las mujeres de 30 años o más también hay una prueba de HPV que usted puede solicitar. Si los resultados tanto del Papanicolaou como de esta prueba son normales, es probable que se espere 5 años para volver a hacer la prueba.

No obstante estas medidas, fumar cigarrillos, usar control de la natalidad durante más de cinco años, dar a luz a tres o más niños, o tener VIH u otros problemas que debilitan el sistema inmunitario, pueden también aumentar su riesgo de cáncer de cuello uterino. Si tiene alguna pregunta o inquietud, hable con su médico o llame a la línea de consejos de enfermería (Nurse Advice Line) de AltaMed al (877) 861-6728.

En lo que respecta al cáncer de cuello uterino, el tiempo es de gran importancia, de manera que no dude en visitar una de nuestras clínicas hoy mismo. En AltaMed nos consideramos sus aliados en el cuidado de la salud y siempre estamos aquí para ayudarle.